Calle Alonso De Castro, 1 - La Cuesta - Tenerife

Las varices son una enfermedad

varices

las varices son una enfermedad

Las varices son una enfermedad caracterizada por las dilataciones permanentes de las venas de los miembros inferiores. Desafortunadamente para muchas personas sólo es un problema estético, pero en realidad forman parte de la insuficiencia venosa crónica, una enfermedad que además de síntomas puede ocasionar complicaciones, de ahí que sea recomendable su tratamiento y vigilancia.

Tipos de Varices

De modo simplificado podemos dividir las varices en tres tipos:

  1. Telangiectasias (más conocidas popularmente como «arañas vasculares»): son dilataciones venosas de diámetro muy pequeño, de color rojo o violeta y que se suelen eliminar con el láser vascular.  Casi siempre asintomáticas, aunque en ocasiones pueden ser signo de otras enfermedades, no sólo de insuficiencia venosa.
  2. Venas reticulares: son dilataciones tortuosas de mayor diámetro, pero que aún no son palpables cuando el paciente se pone de pie. Se asocian a síntomas como cansancio, pesadez, hormigueo, etc. Si no se tratan puede aumentar su volumen y convertirse en varices «quirúrgicas».
  3. Varices «quirúrgicas»: son las de mayor tamaño, se destacan por su volumen y son las que recomendamos eliminar con la técnica Vena Foam. Tradicionalmente se trataban por cirugía y son las que tienen mayor riesgo de complicaciones (sangrado, trombofletis y úlceras).

Las varices son una enfermedad y su cuadro clínico varía mucho de un paciente a otro. Algunas personas tienen dilataciones enormes y muy peligrosas sin referir ninguna molestia. Otras sólo tienen escasas dilataciones venosas visibles pero muchos síntomas, generalmente cansancio, pesadez y hormigueo.

¿Por qué es recomendable tratar las varices?

Todos los pacientes deben ser examinados y tratados cuidadosamente, con los siguientes objetivos:

  1. Evitar las complicaciones, entre ellas las más temibles son las úlceras, las tromboflebitis y el sangrado. Muchos pacientes no son conscientes de este riesgo pero son problemas  importantes, y por eso las varices no se deben considerar una simple preocupación estética.
  2. Aliviar los síntomas, y por tanto, la calidad de vida, con lo que el paciente puede permanecer de pie sin grandes dificultades y desarrollar mejor su trabajo.
  3. Mejorar el aspecto estético es un motivo frecuente de consulta. Aunque en última instancia, estas venas pequeñas pueden llegar a sangrar, provocar pigmentación de la piel y ser signos de alguna enfermedad.

En resumen, las varices son una enfermedad y por eso, todo tipo de dilatación venosa debe ser valorada por por un médico especialista en el tema. 

Fuente original del artículo: www.centrovascular.com el centro del Dr. Juan Ley. 

Dejar un comentario