Calle Alonso De Castro, 1 - La Cuesta - Tenerife

10 consejos para que los niños hagan más ejercicio

Children,Swimming,Group,Poses,At,The,Poolside

10 Consejos para que los niños hagan más ejercicio

Uno de los problemas más comunes que encontramos en las familias con niños es que cada vez resulta más difícil que estos disfruten de la actividad física y el deporte. Muchos prefieren pasar el tiempo frente la pantalla, con las consecuencias negativas que eso tiene para su salud a corto y largo plazo.

Por ello, proponemos algunas ideas que pueden ayudar a que los más pequeños lleven una vida menos sedentaria:

  1. Organiza planes que requieran actividad física, como jugar al futbol, caminar o correr con el perro, hacer skate, ir al parque a patinar, hacer rutas con la bici, etc. Lo importante es que tu hijo/a disfrute de la experiencia y no sienta que lo debe hacer por obligación, por salud o por agradar a la familia.
  2. Infórmate de los programas locales: muchos ayuntamientos e instituciones, públicas y privadas, ofrecen actividades extraescolares para los niños. Son programas grupales que suelen incluir bastante actividad física, como grupos de scouts, artes marciales, danza, etc. Además de favorecer a su salud física, le ayudará a hacer nuevos amigos y mejorar sus facultades sociales.
  3. Involúcrate: si consigues que le atraiga alguna actividad extraescolar deportiva, forma parte de ese proyecto, que sienta que te interesas por sus logros y su avance. Acude a las competiciones o exposiciones. Sé parte activa de su entrenamiento.
  4. Haz planes después de la escuela y el trabajo: pueden hacer alguna visita en bicicleta o jugar al frisbee en el parque. Se puede empezar por sesiones cortas, de 20 minutos, hasta que el niño o la niña se sienta cómodo/a con la actividad en el exterior. A muchos niños les da pereza incluso hacer planes fuera de casa, donde tienen videojuegos y todo lo necesario para entretenerse de forma virtual.
  5. Establece rutinas: deben percibir como algo normal que entre 20 y 30 minutos al día se deben dedicar a la actividad física y que esto no sea algo negociable. Puede ser a través de juegos o de actividades no regladas, pero siempre que se haga.
  6. Exprime tu creatividad: busca opciones fuera de la pantalla que puedan entretener a tus hijos. Incluye a sus amigos en los planes activos y disfrutarán el doble de la actividad.
  7. Promueve la competencia sana: encuentra la forma en que tus hijos/as puedan jugar a competir con sus hermanos o amigos a quién corre más lejos, quién trepa más alto o quién mete más canastas. Siempre de forma sana y divertida.
  8. Conviértete en un ejemplo: si incluyes el ejercicio físico en tu rutina diaria será más fácil para los niños seguir tu ejemplo. Así, además, les enseñarás lo importante que es mantenerse activo sin necesidad de muchas explicaciones. Te ve a ti haciéndolo como algo normal, cotidiano y positivo y querrá imitarlo.
  9. Que sea una experiencia divertida: es importante que los niños y niñas prueben muchos deportes y actividades para descubrir aquel que les gusta y les divierte más. Hay muchísimas opciones, seguro que alguna de ellas le hará sentirse bien y querrá repetir por sí solo.
  10. Limita el tiempo dedicado a la pantalla: muchos niños, si les dejan, estarían pegados a la pantalla (TV, ordenador, tableta o móvil) desde que salgan del colegio hasta la hora de cenar. Es importante que dentro de la rutina se establezcan unos horarios, entre ellos, el horario que se puede destinar a este tipo de ocio.

Sobre todo, ten paciencia. Presionarlos no sirve de nada y genera el efecto contrario, cada vez querrán hacerlo menos porque entienden que es una obligación. Poco a poco encontraréis la actividad que más le guste y la forma en la que se encuentra cómodo estando activo. ¡Ánimo!

Entradas relacionadas

Dejar un comentario